¿Dietas milagro? ¿Creemos o no creemos?

Hoy Jose Millán, nuestro compañero experto en entrenamiento y nutrición nos habla de las dietas milagro y la operación biquini. ¿Debemos creer en ellas? ¿Por qué sí o por qué no? Os lo explica todo a continuación…

Pasa el oscuro invierno, llega el cambio de hora, las tardes se alargan, asoma el calor, sustituimos el abrigo por la manga corta, la ropa se ajusta, vamos planificando las vacaciones de verano…  La playa, que bien suena… Pero de repente aparece el agobio.  Comuniones, bodas, bautizos, pensamos en el vestido/traje del año pasado, el pantalón no me abrocha, la ropa ha encogido, este año me he pasado… Mejor no pensarlo, pero creo que me ha pillado el toro…

Llegado el momento, buscamos soluciones, pero,¿qué soluciones? ¿son las más correctas?

Trucos de revistas, bebidas quemagrasas, dietas sospechosas, batidos mágicos y un sinfín de remedios sin regulación ni evidencia científica, que te hacen ver el camino para adelgazar de forma rápida y con poco esfuerzo, pero, ¿a qué precio?

La industria a visto un filón en estos propósitos que se repiten año tras año en miles de personas  por lo que lanza campañas super agresivas y seductoras de marketing, encontrando un gran abanico de productos “milagro” en la tele, farmacias, supermecados y ahora en la red. Caer en “la mentira” no te hace sólo perder dinero y tiempo, también puede poner en peligro tu SALUD.

Pregúntate :

  • ¿Cuánto tiempo podrás mantener esta dieta ¨milagrosa” a base de productos no naturales de alto coste?
  • ¿ Si algún día no tienes el producto ¨milagro” en tus manos, sabrías sustituirlo por comida natural?
  • ¿ Crees que si este ¨milagroso”  producto o dieta diera resultados a largo plazo, seguiríamos con la epidemia de la obesidad que hoy por hoy sola nuestro país?

El cuerpo es sabio y no entiende de dietas. De forma muy resumida, es un complejo organismo donde mediante la alimentación introducimos nutrientes (macro, micro, agua…) que aprovecha para hacer sus funciones, adaptándose en cada momento.

Para entendernos, si  restringimos bruscamente la ingesta de calorías en nuestra dieta, primero el cuerpo perderá peso pero poco a poco, se verá amenazado y tomará medidas para no quedarse en ningún momento sin energía, por lo que se adaptará a esta nueva situación, y la perdida de peso se ralentizará mucho.

Sin embargo, si la restricción es lenta y progresiva, nuestro organismo no se verá en peligro y llegaremos así a nuestro objetivo deseado.

Con constancia y con objetivos fáciles, a corto plazo, el objetivo final puede y debe ser ambicioso, pero no imposible.

 

DIETAS MILAGRO:

  • Debes saber que este tipo de dietas “milagro” se basan principalmente en la reducción de la cantidad de calorías. Esta falta de energía provocada por una dieta extremadamente hipocalórica es compensada por el organismo con la destrucción de proteínas, lo que genera una importante pérdida de masa muscular además de otros trastornos.
  • Este tipo de dietas son carentes en micronutrientes (vitaminas y minerales), encargados de regular la absorción de carbohidratos, grasas y proteínas, para su correcto desarrollo funcional.
  • En el plano psicológico pueden provocar ansiedad, insomnio e irritabilidad, además de trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia. 
  • Son dietas que carecen de evidencia científica y promueven una alimentación desequilibrada, entre las que destacan:
    • Dietas hipocalóricas desequilibradas: dietas cetogénicas 
    • Dietas Disociadas: dieta Montignac
    • Monodietas: dieta de la piña
    • Dietas excluyentes : Dukan
    • Otras tendencias

 

El secreto para el éxito está en ir paso a paso:

  • La operación bikini empieza en ENERO.
  • Es la suma de las pequeñas transformaciones cotidianas la que nos conduce a un cambio definitivo de hábitos. 

Come sano y haz ejercicio diario, una vez consigas el hábito será fácil a la par que necesario para ti mismo. Nosotros queremos ayudarte a conseguir tus metas y a hacer del deporte un hábito divertido para conseguir así que estos despistes de última hora no sucedan. Pero siempre pensando en tus gustos y aficiones, el camino tiene que ser agradable y equilibrado a tu estilo de vida. No queremos que te sientas obligado o a disgusto con el deporte.

Eso sí, que no te engañen, ¨los MILAGROS A LOURDES”